Más de 80 asociaciones denuncian los riesgos de la “frontera inteligente”